Saltar al contenido

Limpieza y Mantenimiento

limpieza carrito de bebe

Los Carritos de Bebe – incluso los baratos – son una de las cosas que no reemplazas cada temporada. Esto podría ser no sólo debido a consideraciones de costo, sino también porque algunos cochecitos son difíciles de conseguirles un reemplazo perfecto.

Dicho esto, la limpieza y el mantenimiento adecuado y regular es una necesidad. Aunque la buena apariencia es el beneficio más obvio de una limpieza frecuente, estos beneficios se extienden más allá de la mera apariencia.

Un régimen de limpieza y mantenimiento adecuado puede minimizar significativamente el desgaste y las roturas, prolongando así la vida útil de la silla de paseo y ahorrándote mucho dinero a largo plazo. Lo que es más importante, un cochecito de bebé bien mantenido funciona sin problemas, lo que te da a ti y a tu pasajero un tiempo fácil y agradable durante tus paseos.

Aunque las ruedas tienden a ser las más castigadas, especialmente si vives en áreas con mucha arena e inviernos duros, prácticamente todas las partes del coche requieren alguna forma de limpieza y mantenimiento de vez en cuando; las telas, los neumáticos, el asiento y los marcos.

Entonces, ¿cómo limpiar y mantener tu carrito?

Lee primero el manual del fabricante

Sí, sé que puede sonar tonto, pero resulta que los padres se saltan la lectura del manual del cochecito. La importancia de esto, sin embargo, es entender cómo quitar las diferentes partes del cochecito, tales como las ruedas, el toldo, y las telas sin desgarrar o causar roturas. Si no puedes conseguir tu manual, intenta buscarlo en el sitio web del fabricante.

limpieza y mantenimiento del carrito

Limpieza del tejido y del asiento

La mayoría de los cochecitos tienen una tela desmontable y el asiento, aunque hay otros que son fijos permanentemente. La primera es fácil de limpiar en profundidad ya que es mucho más sencillo llegar a rincones y grietas que de otra manera serían de difícil acceso en un modelo no desmontable.

Si el asiento y la tela son desmontables

  • Desmontarlos del marco teniendo en cuenta que no deben dañarse. Busca cualquier perno oculto que pueda requerir un destornillador.
  • Usa un cepillo de mano para desmenuzar las partículas de comida, ramitas y tierra que puedan haberse acumulado en la articulación donde el respaldo se une con la parte inferior del cuerpo.
  • Es posible que necesites una aspiradora para piezas más pequeñas que pueden ser demasiado pequeñas para el cepillo.
  • La mayoría de los asientos y toldos desmontables se pueden lavar a máquina (aunque no es seguro asumirlo, consulta el manual o el sitio web del fabricante primero). Si lo están, lávalos en agua fría usando el ciclo suave. No secar en secadora los elementos de tela aunque el fabricante afirme que son seguros en la secadora.
  • En caso de que no se puedan lavar a máquina o si son demasiado grandes, las telas y el asiento se pueden lavar fácilmente en una bañera. El lavado de manos debe hacerse en agua a menos de 30 grados centigrados. Una vez que hayas terminado, sécalos en forma plana, lejos del calor y de la luz solar directa.


Si el asiento y la tela no se pueden desenganchar y retirar del armazón

Definitivamente necesitarás encontrar una manera de limpiarlas mientras aún están en el marco. Para hacer esto:

  • Aspira todas las migas y suciedad del asiento, la tela y los accesorios como bolsillos y portavasos.
  • Utiliza una toalla suave empapada en agua jabonosa para limpiar los elementos de tela y el área de asiento. Ten en cuenta que la piel de los niños es muy sensible. Por lo tanto, es importante tener en cuenta los detergentes destinados a las pieles sensibles.
  • Para áreas sucias que son difíciles de limpiar con la toalla suave, puedes usar un cepillo de tela suave o incluso un cepillo de dientes. Una solución de vinagre y agua o bicarbonato de soda y el “jabón de Castilla” también puede ser útil cuando se trata de manchas persistentes en las telas.

Limpieza y mantenimiento del marco

El marco es lo que mantiene unidas todas las demás partes del carrito. Aunque no es fácil de realizar, tiende a acumular mucha suciedad y mugre con el tiempo, por lo que es necesario limpiarlo un poco.

El marco también puede ser muy costoso de reemplazar. Por lo tanto, debes tomar esto como el momento adecuado para inspeccionarlo a fondo en busca de piezas que puedan requerir una corrección urgente para evitar reparaciones o reemplazos costosos en el futuro, o lo que es peor – ¡que se rompan cuando el bebé está en la silla de paseo!

Es importante destacar que este es un buen momento para revisar los frenos y asegurarse de que están bloqueando ambas ruedas de forma segura. En caso de que estén sueltos y/o chirriantes, es el momento de apretarlos y lubricarlos.

Para limpiar el marco:

  • Desmonta el bastidor quitando todos los accesorios desmontables como portavasos, bandejas de comida y cestos o canastas.
  • Limpia los accesorios con detergentes multiusos para bebés.
  • Revisa las juntas y los rincones del marco para ver si hay suciedad y desechos atrapados, tales como ramitas y hojas. Tritura y aspira la suciedad si es necesario. Al mismo tiempo, debes inspeccionar el marco en busca de daños, roturas o aflojamiento.
  • Remoja una toalla suave en una solución de agua tibia y detergente para bebés y limpia el marco. Usa una toalla seca para limpiar el exceso de agua y jabón.
  • Evita siempre los abrasivos y detergentes o disolventes fuertes que puedan causar corrosión en las piezas metálicas o decoloración y debilitamiento de los componentes plásticos.
  • Al igual que el asiento y los tejidos, el armazón y los accesorios no deben estar expuestos a un calor intenso ni a la luz solar directa.

Recuerda dejar el carrito en una habitación bien ventilada o fuera de la casa, pero a la sombra para que se seque completamente. Evitarás que la tela se enmohezca y que el marco se oxide. Presta atención a dónde guardar tu cochecito – si deseas mantenerlo en buen estado y evitar que se enmohezca y huela, guárdalo en un lugar bien ventilado y (como un armario), no en un garaje húmedo.

Cómo limpiar y mantener las ruedas y los neumáticos

 

limpieza y mantenimiento del carrito

Ya sea que hayas estado atravesando la jungla urbana o pisando los senderos, las ruedas de tu cochecito habrán acumulado una gran cantidad de polvo y suciedad al final de la caminata. Siempre será una buena idea, por lo tanto, darles un cepillado a fondo de vez en cuando para asegurarse de que están en perfectas condiciones.

Además, si bien es posible que no sea necesario limpiar toda la silla de paseo todos los días, no es conveniente que haya un cochecito embarrado en la casa.

Un poderoso chorro con una manguera seguida de una simple limpieza con un paño limpio y seco es todo lo que necesitas para quitar el barro y las hojas de las ruedas antes de empujar el cochecito en la casa después de cada paseo.

Sin embargo, es aconsejable quitar las ruedas completamente de vez en cuando para una limpieza profunda. La mayoría de las ruedas tienen un mecanismo de liberación que te permite quitárselas. Esto también debe indicarse en algún lugar del manual.

Una vez que las ruedas estén fuera, usa agua tibia y jabón y un trozo de tela para limpiar las llantas. Un cepillo rígido puede ser útil para desalojar el lodo que se ha secado en las llantas.

Si las ruedas usan cojinetes, este podría ser un buen momento para lubricarlas. Aunque el aceite y el lubricante de silicona funcionan bien, tienden a atraer mucho polvo y suciedad que se acumulan a su alrededor, haciendo que el siguiente mantenimiento sea más complicado. Ahí es donde encontrarás un lubricante anti-adherente tipo teflón muy práctico.

Una vez que hayas terminado con las ruedas, no te olvides de limpiar y lubricar las partes móviles donde se quitaron las ruedas. Estas áreas también necesitan ser limpiadas (usualmente con una toalla de papel) para remover pequeñas piedras y otros escombros. Más tarde, aplica un chorro generoso de lubricante de teflón antes de volver a colocar las ruedas.

Es muy importante limpiar las ruedas después de un paseo, sobre todo si se ha ido a la playa, ya que la combinación de sal y arena puede dañarlas (especialmente las llantas llenas de aire y los cojinetes desnudos). También puede ser corrosivo para el armazón del cochecito.

Esperamos que esta guia para mantener limpio tu carrito te haya sido de utilidad. Si tienes alguna duda, no dudes en consultarnos

Volver a Los Mejores Carritos de BEBE de 2019

Limpieza y Mantenimiento
5 (100%) 1 vote[s]